COMO INVERTIR EN PUBLICIDAD SIN PERDER DINERO

En un mundo ideal, la línea del tiempo de tu negocio seguiría el siguiente orden: creas una empresa> creas tu sitio web/blog/redes sociales> ganas docenas de seguidores> tu marca se convierte en un éxito> empiezas a ganar dinero con ella.


Pero sabemos que alcanzar la curva de madurez de tu negocio requiere mucho tiempo, esfuerzo y cierta cantidad de conocimiento para optimizar tus canales de conversión.

Por supuesto, hay casos de personas que crean sus empresas y, en menos de seis meses, alcanzan el liderazgo en sus segmentos y se vuelven competitivos en su nicho de acción, pero tienes que saber que estos casos son la excepción, no la regla.


“¿Eso significa que mi negocio, eventualmente, va a fracasar?” ¡Claro que no!

En este post, te presentaremos una alternativa para que puedas ganar clientes de manera eficiente y recorrer un camino más corto, utilizando la estrategia de la publicidad digital.


¿Cuál es la diferencia entre el tráfico pago y el tráfico orgánico?

Tráfico orgánico

Es una forma de atraer clientes en la Internet sin gastar dinero en esto. Las formas de obtener tráfico orgánico son a través de las redes sociales y de Google.


En las redes sociales, puedes mantener un perfil con publicaciones constantes e involucrar a tu público con interacciones.

Para obtener tráfico orgánico de Google es necesario llevar a cabo una estrategia de SEO en tu sitio web y blog, de modo que se muestre a más personas cuando buscan un término que se relacione con tu negocio.


El objetivo principal de los motores de búsqueda, como Google, es mostrar a los usuarios el contenido más relevante relacionado con un término en particular.


En pocas palabras, los sitios web que lideran la búsqueda orgánica son aquellos que cumplen con los estándares de calidad exigidos y evaluados por los bots de los motores de búsqueda.

Es decir, sitios web que ofrecen contenido de calidad, buena estructura de texto, excelente experiencia de usuario, entre otros. Hay más de 200 factores analizados para la clasificación de un sitio.


Llegar a la cima de la búsqueda orgánica requiere tiempo, paciencia, mucho trabajo estratégico, continuo y enfocado en SEO, así como seguimiento de datos, análisis y mejoras cuando sea necesario.


Esto se debe hacer hasta que alcances el estatus de autoridad y empieces a tener visibilidad en la Internet. Así, verás que empezará a haber retorno, con más tráfico en tu sitio web y nuevos clientes.


Tráfico pago

Por otro lado, existe una forma más rápida de conseguir clientes en la Internet, una opción para cualquiera que quiera y pueda invertir: pagar por el tráfico.


Puedes pagar para patrocinar y aumentar los posts en las redes sociales, para que se vean incluso por personas que no siguen tu perfil. La mejor parte de esta estrategia es que puedes dirigirte exactamente al público que deseas alcanzar.


Además de las redes sociales, puedes pagar para aparecer en los primeros resultados de Google o hacer anuncios en los sitios asociados. Con la inversión adecuada, es probable que tu sitio web o blog obtenga más visibilidad que los sitios y páginas publicados orgánicamente.


Lo que debes tener en cuenta es que la opción por la publicidad digital te ahorrará tiempo mientras trabajas en paralelo con SEO. Por tanto, la compra de tráfico debe ser una estrategia complementaria a la orgánica.


¿Cómo hacer publicidad digital en internet?

1- Define tu público objetivo y persona

Si deseas optar por el uso de publicidad digital, inicialmente, deberás diseñar una estrategia para asegurarte de que tu anuncio atraiga al público correcto a tu página.

Sin esto, habrás invertido dinero y esfuerzo en vano.

Para que tu estrategia funcione, las primeras cosas que debes hacer son:

  1. definir tu público objetivo;

  2. definir tu persona.

El público objetivo es un grupo de personas o segmento social que consume o está propenso a consumir tu producto/servicio. El documento debe contener información como: rango de edad, clase social, geolocalización y género de tu público objetivo.


La persona ya es la representación de un cliente específico que, a su vez, está dentro de tu público objetivo. El documento que define a tu persona debe contener el nombre, la edad, la profesión, las aficiones y las preocupaciones de este cliente ficticio.

Para descubrir ambos, es necesario recopilar datos a través de entrevistas con clientes, estudios de mercado, entre otros.


Si tu negocio está muy al principio, es posible que no tengas suficiente información para definir a tu público objetivo y a tu persona.

En este caso, puedes buscar informaciones sobre los clientes de la competencia, hablar con amigos y personas que hayan consumido productos similares a los que deseas ofrecer y evaluar las características de ese mercado.


2- Segmenta la audiencia

Con las informaciones del público objetivo y de la persona en manos, tendrás la base que necesitas para orientar adecuadamente tu anuncio. Y, así, alcanzar a las personas con mayor probabilidad de acceder o consumir lo que estás ofreciendo.


Todas las herramientas de publicidad digital en la Internet ofrecen opciones de segmentación y esto es lo que hace que este tipo de publicidad sea tan efectiva y rentable.